A más de 3000 metros de altura

Nuestro ingreso a Bolivia por la frontera fue una poco raro. Transcurridas 2 hs  desde que salimos de Iquique llegamos al paso fronterizo, el colectivo frenó, bajó a un grupo de 5 personas que parecían de algún país africano, les indico que siguieran caminando por el costado y que los levantaría luego de pasar por migraciones. No entendimos si era por ilegales o qué era lo que estaba pasando. Pero nos llamó la atención que ocurriera en un bus de larga distancia. Pasamos por migraciones, el bus siguió, a los km los volvimos a subir y todo siguió su curso. Llegamos a Bolivia!!

Pasamos la noche en Oruro para al día siguiente ver si conseguíamos pasaje de tren a Uyuni que no habíamos encontrado por internet. A Gusty le dolía mucho la panza y tuvimos que ir a una clínica que teníamos en la esquina. Nos atendieron increíblemente, todos super amables. No saqué fotos pero en un momento eran 4 personas examinándolo en la camilla, creo que dos eran estudiantes, la situación era muy graciosa. Nos cobraron 60 bol la consulta, le dieron unos medicamentos y nos fuimos a descansar.

Mercado de Oruro
Mercado de Oruro

Luego del desayuno fuimos a la estación de tren y conseguimos los pasajes de tren a 60 bol cada uno ($130 pesos nuestros) y para ese mismo día. Recorrimos un poco el mercado y a las 1430hs abordamos el Expreso del Sur rumbo a Uyuni. Habíamos leído que recomendaban hacerlo de día por los paisajes que se veían, media hora después entendimos por qué. Nos encontramos con una inmensa laguna repleta de flamencos. No lo podíamos creer, eran tantos que parecía una masa rosa cubriendolá.

on-board

flamencos

 

El comedor
El comedor
A bordo del tren
A bordo del tren

Llegamos alrededor de la 21 hs a Uyuni y nos alejamos en un Hostal que habíamos reservado en Oruro “La reina del salar”. Parecido a una antigua casa colonial, con un patio enorme en el centro donde se servía el desayuno todas las mañanas.

 

Simulacro de casamiento en Uyuni
Simulacro de casamiento en Uyuni

mal de altura o soroche

Si buscamos los síntomas del mal de altura nos aparecen: “mareos, bajada de presión, dolor de cabeza o trastornos respiratorios”. Bueno, creo que nos pasó todo esto menos la bajada de presión.  Pensé que no nos iba a afectar de esta manera. Habíamos estado anteriormente en lugares altos como Machu Picchu y Roraima y nunca habíamos sentido ningún tipo de síntoma. Igual, luego nos dimos cuente de que estábamos a 1000 mts más de lo que habíamos estado anteriormente. Uyuni está a 3700 mts de altura aprox.  El segundo día  nos levantamos con una sensación de ahogo y un intenso dolor de cabeza, Gusty casi no pudo dormir y se despertó en el medio de la noche por falta de aire. Tres días nos tomó adaptarnos más o menos a la altura, pero recién una semana después podíamos caminar sin agitarnos tanto.

el salar de uyuni

Cuando averiguamos por internet los precios para hacer el tour de uno a tres días al salar nos  pasaron precios desorbitantes como u$s375 por los tres días y U$S112 por el día. Es mucho más barato contratarlo directamente en Uyuni, hay muchísimas operadoras y todas manejan los mismos precios: 150 Bol el del día (se puede conseguir por 130bol) que serían unos $335 pesos nuestros y 700 bol el de 3 días, unos $2200 pesos nuestros. Muy diferentes a los precios que nos habían pasado por mail y al menos el tour del día, que fue el que hicimos, ofrecía los mismos servicios. En el tour conocimos a una pareja de californianos Kyle y Alejandra que están haciendo un viaje desde su país hasta el nuestro. Con ellos seguimos en contacto colaborando con lo que necesitemos. También conocimos a un colombiano de Bogotá llamado César que se había tomado unos días libres en su trabajo y estaba asombrado de encontrarse con dos parejas que estuvieran haciendo viajes similares en direcciones opuestas. Nos tocó un muy buen grupo, lo que es importante porque pasás todo el día con ellos.

Cementerio de trenes
Cementerio de trenes
La foto típica 1
La foto típica 1
La foto típica 2
La foto típica 2

banderas

cactus
Isla Incahuasi

copacabana y la isla del sol

Nuestro siguiente destino fue Copacabana, llegamos atraídos por el lago Titicaca y la isla del sol. Partimos desde la Paz en una experiencia olvidable que duró 6hs en micro para unir sólo 155km. Nos vendieron un micro de 2 pisos a 25 bol y resulta que cuando llegamos a tomarlo nos subieron en otro con la promesa de que nos cambiaríamos de vehículo en media hora. En conclusión entre uno y otro terminamos saliendo 2hs más tarde y viajando en un bus de dudosa habilitación que escupía un humo negro como el de Lost cada vez que agarrábamos una subida.

Nos quedamos unos 4 días en un Hotel llamado La Cúpula que nos habían recomendado Kyle y Alejandra.  Nos salió mucho más barato reservarlo mediante un mail que por la aplicación Hostelworld.

Esta era la vista de su jardín.

Vista desde el Hostal
Vista desde el Hostal

hamaca

balcon

Llegar a la isla del sol implicaba unas 2hs en barco por lo cual era momento de recurrir a la píldora mágica que descubrí haciendo buceo… Corría el 2014 y estaba certificándome en Puerto Madryn. Luego de haber vomitado unas 10 veces en total (arriba y abajo del agua) un compañero me dijo que había algo que me podía ayudar y me presentó al Dramamine, una pastilla que te inhibe las naúseas y el vértigo. Gracias Juan, nunca lo olvidaré…

En fin, el viaje duró más de 2 hs y media pero el barco prácticamente no se movió. Al llegar teníamos dos opciones: Atravesar la isla en unas dos hs y llegar a las 1530 al lado sur para alcanzar el barco y volver a Copacabana o caminar una hora hasta las ruinas, ver las playas y subir 1330 al barco que nos llevaría al lado sur donde esperaríamos a los que cruzaron caminando. Elegimos la segunda opción y empezamos a caminar hacia las ruinas.  A los metros vinieron a cobrarnos un ticket de 15 bol por el derecho de recorrer la isla. Lo pagamos porque no teníamos otra manera de pasar. En el recorrido de la isla nos dimos cuenta de que aún no se nos había ido el mal de altura…jaja. Nos costaron una barbaridad las subidas y teníamos que descansar cada 30 min de caminata.  

playa-isla-del-sol

Con un amigo
Con un amigo

Volvimos de la caminata y tomamos el barco de las 1330 para ir al lado sur. Ni bien bajamos del barco se nos acercaron dos personas para cobrarnos otro derecho de estadía. Le explicamos que sólo queríamos sentarnos una hora a la sombra para esperar a los que volvían de caminar. No hubo caso, nos dijeron que sino teníamos que regresar y esperar en el barco. Nos fuimos al barco y esperamos al resto sentados, contentos de no haberles pagado.

Dejando la isla del sol
Dejando la isla del sol

Algunas consideraciones:

  • Comer en Bolivia es super barato. Se puede comer rico y nutritivo por $25 pesos nuestros cada uno, incluye sopa, plato principal y refresco. En Copacabna comimos trucha con ensalada por $50 , era un poco más caro por lo turístico del lugar. Pero también se podía encontrar más barato recorriendo.

trucha

  • Lo que no nos gustó mucho es que se  manejan mucho con el regateo, puede resultar entretenido al principio pero también es un poco estresante que nada tenga precio y que te quieran cobrar todo según la cara. Tampoco podés preguntar más de tres precios en un local porque ya te miran con mala cara y más si no compras. Notamos esta actitud hostil de maltrato al turista principalmente en la gente mayor, la gente joven es mucho más simpática.
  • Otra cosa que no nos gustó es que te cobran por todo, derecho a pisar el suelo, derecho a salir de la terminal (aún ya habiendo comprado el boleto), derecho al baño (este es el más lógico al menos). Entiendo que son sus costumbres pero nos pareció un poco abusivo. Es un país hermoso pero que no está muy bien explotado, desde nuestro punto de vista al menos.

Saludos curiosillos, nos volveremos a encontrar en Perú!!!

Russell sigue viajando
Russell sigue viajando

15 comentarios de “A más de 3000 metros de altura”

  1. Increible casualidad la de la pareja que se encontraron haciendo el viaje opuesto al de Uds. Sigo pensando que todo pasa por algo y que alguien los cuida de arriba, les pasaron muy buena info para el resto del viaje. Muy lindas fotos y relatos. Mandame un Dramamine por encomienda despues de ver la foto de Gusty con la camiseta de Boca en tan lindo paisaje.

    1. Jaaa, es que fue un antes y un después de ese descubrimiento, las cosas no volvieron a ser iguales… jaja! Gracias y beso grande!

  2. Hola gusty, hola sole (aunque no nos conozcamos), leer estos relatos me resultan tan atrapantes como mirar un capitulo de algunas de las tantas series excelentes de netflix!! Jeje Muy loco lo de los californianos. Las fotos de los paisajes estan de lujo como todas las anteriores, es rarisimo el tema del apune, yo lo sufri en no me acuerdo que ciudad del norte argentino y en un paseo en un barquito tambien ( es terrible). Ah, otra cosa, sigo insistiendo en leer algunos parrafos redactados por mr. Abba.. jaja Bueno, espero ansioso el proximo capitulo de esta historia con destino Peru. Muchos saludos para ambos! Fuerzas desde aqui.

    1. Gracias Nahuel!! Por ahora Gusty está manejando la cuenta de instagram. Le insistí para que escriba en una sección de comidas pero es medio vagoneta, veremos…jejej

  3. Coincido con Georgi que no hay casualidades, hay causalidades, y ni hablar que Alguien guía y cuida nuestro camino. Les deseo que todo continúe bien. Curiosillos avanti!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *