Colombia con mar: Parque Tayrona y Cartagena de indias

parque tayrona

Terminamos el año viejo y arrancamos el año nuevo en un avión, volando la madrugada del 1 Enero de Bogotá a Barranquilla. De allí nos fuimos  a Santa Marta sin escalas para visitar el Parque Tayrona.

Nos olvidamos de chequear si se podía sacar las entradas por internet y cuando llegamos a la puerta el panorama era este:

Ni bien llegamos nos dijeron que el parque estaba cerrado y que sólo venderían entradas para el día siguiente. Conclusión: Saquen la entrada por internet. Pueden hacerlo acá:

http://www.parquetayrona.com.co/

La organización era bastante pobre. Había unas 5 cajas que tardaban 20 min en atender a cada persona y cada 5 minutos se le caía el sistema. Estuve unas 2hs haciendo la cola mientras Gusty iba a buscar alojamiento. Finalmente pudimos sacar la entrada. .

De todo lo que llevamos de viaje ésta era la primera vez que coincidíamos en un lugar con un montón de turistas. Justo llegamos en días de vacaciones colombianas.

Para no volver a Santa Marta nos quedamos en un hospedaje a 2km de la entrada. Los precios eran bastante elevados en comparación al resto de Colombia  pero…

SYG -“¿Cómo, tan caro?”…

X -“Si, pero tiene pileta y tobogán”,

SYG -“ok, lo queremos” 🙂

Ese tobogán acuático, que calculo que estaba diseñando para niños, casi se queda con mi brazo. ¡Maldito tobogán superdivertido!

Algo que hay que tener en cuenta es que en el Tayrona y los alrededores no hay cajero y reciben tarjeta en muy pocos lugares. Con este panorama nos quedaría poco efectivo para el resto de los días.

Al día siguiente, para ahorrar y no caminar al sol hasta la entrada, hicimos dedo. La persona que nos levantó en su jeep fue el padre de Radamel Falcao, ex jugador de River. Venía junto a un ex compañero  de deportivo Tachira en Venezuela que estaba de vacaciones. Él no tenía entradas y le tocó hacer la interminable cola de vehículos para ver si podía entrar ese mismo día.

Nuestra primera caminata fue desde la entrada hasta Arrecifes, donde pasaríamos la noche en el camping Bukaru.

Hasta Arrecifes tardamos unas 5hs de caminata en senderos que, por momentos, se tornaban un poco difíciles. Eran 8km aprox. Muchas veces los trekkings largos sacan lo peor de nosotros. Gusty tiene un ritmo más ágil que el mío y no le gusta esperarme, me llama “piernas de tortuga”. Yo le digo que siga, que voy a mi ritmo y nadie me corre. Las últimas veces pactamos que no haríamos caminatas duras de más de 2 o tres horas, al menos juntos, pero bueno… seguimos haciéndolos igual. A veces me provoca tirarle piedras cuando me deja muy atrás, sobre todo cuando lo llamo y no me responde y pienso que se cayó en un pozo o lo atacó algún animal salvaje… Ay el amor… el amor…jajaja 🙂

Llegamos hasta “la piscina” donde pasamos la tarde, para luego instalarnos en el camping y al día siguiente visitar el “Cabo San Juan”. El agua estaba un poco fría, tenía olas y no era tan transparente como imaginábamos. En el parque no hay muchas playas habilitadas para bañarte aunque la mayoría se mete igual en cualquier lado.

Camping Bukaru
Cabo San Juan

Al día siguiente nuestra salida del parque fue por la parte de “Pueblito”, sendero que está muy poco señalizado y tienen subidas trepando piedras. Llegamos a la salida de Calabazo prácticamente muertos y con el agua que pudimos negociar antes de quedarnos sin dinero. Ahí nos asaltaron varios argentinos para pedirnos las pulseras que nos dieron en la entrada para así intentar no pagar la entrada. No se las dimos porque una la habíamos entregado antes y otra nos quedó de recuerdo.

cartagena de indias

La primera impresión que tuve cuando llegamos a Cartagena fue: “acá la vida pasa de las puertas para afuera”. Llegamos ni bien había bajado el sol y la gente ya estaba sacando las sillas a la vereda. Dejaban las puertas abiertas de par en par para que pudiéramos husmear lo que estaba pasando dentro. Las plazas son lugares de reuniones y eventos.

Nos alojamos en el barrio de Getsemaní, un barrio que, aunque por la fecha estaba plagado de turistas, mantiene concentrada la esencia de la ciudad. Alrededor de la plaza Trinidad se mezclaban locales y turistas entre juegos de damas y tragos.

Cientos de turistas comiendo de los puestos callejeros  sentados en el cordón de la calle. La vida se vive en la calle. Al menos por la noche, ya que durante el día, con 35 grados de calor se hace muy difícil andar por ella.

Junto con Arequipa-Perú es una de las ciudades más fotogénicas que visitamos.

Sus callecitas

Torre del reloj

Cartagena de indias

Cartagena tiene algo magnético, quizás sean sus casa de colores pasteles con pintura descascarada y llamadores antiguos…

Casa de Sir Francis Drake famoso corsario

O el ritmo que tienen en cada esquina…

o el hecho de estar rodeada por una muralla…

No se bien qué, pero Cartagena tiene algo de mágico, algo de vibra y color que se refleja en la calidez de su gente.

En Cartagena también nos encontramos con dos chicos mendocinos con los que compartimos varias charlas.

Castillo san Felipe de barajas

Mientras Gusty dormía la siesta me fui a recorrer el castillo que quedaba a unas cuadras del hostel. Por suerte, como eterna estudiante pude conseguir el descuento y sólo pagué 10500COP de la entrada general que sale $24000COP :).

Construído en 1657 durante la época colonial española. En 1984 fue incluído por la Unesco como patrimonio de la humanidad.

Lo que más me impresionó fueron sus caustrofóbicos túneles perimetrales que recorren el castillo de punta a punta. Algunos, los que están más abajo, están inundados de agua y hay otros pequeños que sólo se pueden transitar en cuclillas. Como tenía que entrar con una linterna y no sabía donde llegaría, esperé a dos chicos de Medellín que entraron conmigo. Caminamos un rato, con el agua por los tobillos, para darnos cuenta de que no tenía salida. Volvimos sobre nuestros pasos super transpirados por el calor sofocante. Me pareció raro que esa parte no estuviera cerrada al público.

playa blanca- isla baru

Para ir a la isla Baru (es en realidad una península) contratamos un tour que nos salía 40000COP e incluía el día entero con almuerzo, barato en comparación a los precios generales. Le dejamos 20000COP de seña y quedamos en que nos pasaban a buscar a las 8am del día siguiente.

A las 6 Am la operadora turística, Day Travel nos manda un msj para que estemos listo a las 7:30Am. A esa hora bajamos al lobby del hotel para esperarlos.

Pasaron las 8, las 9, las 10 y no llegaban. Su lista de excusas barajaba distintos aspectos  “la policía nos paró el bus”, “el tráfico está estancado”, “no encontramos el hotel” (les había mandado un msj con la ubicación a las 8 am), “estamos en la esquina y no los vemos” (ésta fue la mejor, porque nos paramos en la puerta agitando los brazos cuando ni siquiera estaban cerca ;))

Creo que su intención era que les dijéramos “ya está, no vamos a seguir esperando, cancelemos y devuélvannos la seña”, pero no… no señor, ellos no contaban con que del otro lado estuviera una de las argentinas más pacientes e insistentes del condado 😉

Pasaron las horas y luego de varios msj de acoso finalmente, a las 11:30 mandaron dos personas a buscarnos. Dos personas que ni siquiera sabían quienes éramos, les tuvimos que decir nosotros nuestros nombres. Nos llevaron a la torre del reloj en un taxi y ni bien nos subimos nos pidieron el ticket de la seña y el resto del importe. Gusty le dijo que no le daríamos nada hasta que no nos subiera a un bus rumbo a Baru. Cuando llegamos a la torre oh sorpresa, el bus no estaba.  Y seguían las excusas; “No, es que se tuvo que mover porque la policía los para pero ya regresa”. Estar de viaje, y sobre todo por Sudamérica, te forja de una paciencia imposible de creer.

Pasó una hora más y ya un poco más enojados le reclamamos que nos subiera a algún tour porque nos estaba haciendo perder nuestro último día en Cartagena (mentira, aún nos quedaban algunos más).

Finalmente nos subieron a un bus de Opitour y nos llevaron a Baru gratis. Bueno, sólo nos salió 20000COP que  habíamos dejado de seña.

Cuando llegamos a la isla nos encontramos con esta contradicción entre expectativa vs realidad:

Claro que no pensábamos que íbamos a estar solos pero tampoco imaginamos encontrar tal cantidad de gente. No podíamos ni tirar una mantita porque prácticamente te pasaban por arriba. Las motos, las lanchas y las bananas se deslizaban zigzagueantes como si se hubieran proclamado dueños del mar. No estaba delimitado dónde se podía nadar y dónde podían circular ellos. En “hora pico”  te pasaban por la superficie volándote la peluca mientras hacías snorkel.

Gracias a todo los que nos pasó con el tour nos terminamos quedando en la isla hasta las 18 hs y como la mayoría de las operadoras se iban a las 15hs pudimos disfrutar un poco más de la playa sin tanta gente. Todo estaba muy sucio y descuidado, sobretodo por ser parte de un parque nacional. Los turistas, en su mayoría colombianos, pisoteaban el coral con sus zapatos de agua sin importarles en lo más mínimo. Nadie controlaba nada. 

A la tardecita

Acá, disfrutando de las cálidas aguas cuando se fue un poco de gente.

Cuando te querés hacer la sexy pero con el pelo corto das más un troll… 😉

Trollstyle

Dejamos Cartagena para pasar a nuestra etapa final en Colombia y cruzar a Panamá.

PD: No se pierdan el próximo post con el cruce a Panamá en velero. Saludos!!


Info útil

  • Aerolíneas Lowcost de Colombia: Viva Colombia y la hace poco inaugurada Wingo son las dos más populares y creo que las únicas. Por ahora nos gustó más la segunda.
  • Parque Tayrona: Llegar desde Santa Marta a Tayrona sale 10000COP (3,40USD), fuera de temporada te cobran 7000COP (2,50USD). Valor de la entrada $38000COP (13USD y tienen descuento para estudiantes menores de 26 años. Los precios del agua dentro del parque varían de 2000COP (0,70USD)a 4000COP (1,40USD), basicamente según la cara.Camping Bukaru (queda en la parte de arrecifes) : $20000COP  (7USD)con carpa incluída y con carpa propia $15000COP
  • Cartagena de indias: Hostel Alrededor de 15USD por persona. Entrada general al castillo San Felipe de Barajas 8USD, estudiantes 3,50USD. Precios de los tours a isla Baru de 13 a 20USD. Se puede ir en varios buses también y sale más barato.

2 comentarios de “Colombia con mar: Parque Tayrona y Cartagena de indias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *