Ecuador: Guayaquil, Baños y más…

Salimos desde Máncora-Perú en  un bus y cruzamos la frontera Tumbes-huaquillas alrededor de la 1 Am. Nos pareció todo muy rápido y prolijo, quizás porque éramos los únicos que estábamos para cruzar. Aún siendo de madrugada lo vimos muy seguro. Sobre todo en el lado de Ecuador la infraestructura era muy buena.

En un viaje anterior nos enteramos que Ecuador tiene como moneda oficial el dólar Estadounidense, esto nos sorprendi´ó ya que es un país latinoamericano. Ya en viaje, hablando con Ecuatorianos, nos dijeron que fue una medida económica tomada hace mas de 15 años para salir de una crisis muy fuerte que sufrieron. La mayoría se demostró conforme con la evolución de esta medida.

guayaquil

Ecuador no nos pudo dar una mejor primera impresión. Llegamos directo  a Guayaquil, ciudad que nos encantó. Nos sentimos muy cómodos y sobretodo bienvenidos. Quizás por su gente o por sus lugares como el Malecón, un paseo de casi 3 km al costado del río Guayas en la que convergen niños, adultos, deportistas, artistas, turistas, y todos tienen su lugar.

Quizás por el pintoresco barrio de Las Peñas (donde termina el Malecón) con sus casitas pintadas en distintos colores pasteles, sus pasadizos y  los niños correteando y refrescandosé en las piletas inflables.

O quizás porque nos devolvió un poco de ciudad que ya estábamos extrañando.

cima-cerro-sta-ana

Si te animás a subir los más de 400 escalones que te llevan hasta la cima de cerro Santa Ana  del barrio Las Peñas podés disfrutar de una hermosa vista de la ciudad y del río Guayas.

vista-las-pen%cc%83as

Barrio Las peñas
Las peñas

Si algo realmente nos sorprendió, porque no sabíamos absolutamente nada, es que en Guayaquil tienen una vuelta al mundo muy similar al “London eye” (inaugurada hace poco) llamado La Perla donde por   US$4,99 podés disfrutar de sus hermosas vistas. Hay seguridad por todos lados (un poco excesiva a veces) y todo está super limpio y cuidado.

la-perla-malecon

la-perla-guayaquil

las-pen%cc%83as
Vista desde La perla

Caminar por el Malecón es una lluvia constante de estímulos, hay obras de teatro callejeras,  vendedores ambulantes, puestos de comida, de ropa y hasta niños jugando en una burbuja. Incluso al final  hay un cine Imax en forma de domo donde vimos Dr Strange semanas antes de que se estrene en Argentina.

El niño burbuja
El niño burbuja

También podemos encontrar éste monumento que parece salido de la película Matrix. En él se grabaron todos los nombres de los que colaboraron para la reconstrucción del Malecón.

La Matrix
La Matrix

Gusty con la escultura de Juan Pueblo, creada  por Virgilio Jaime Salinas en 1918 un escritor del diario El Telégrafo. A lo largo de los años se convirtió en un personaje muy representativo y querido de la ciudad.

con-el

isla santay

Por medio de otro blog (Adicción por los viajes) nos enteramos de este lugar. Tomamos el Metroquil que por US$0,30 cada uno es un transporte muy eficiente para recorrer diferentes puntos de la ciudad. Para cargarle dinero es necesario comprar una tarjeta que sale 2 dólares y te sirve para todo Guayaquil (tarjeta que al dejar la ciudad vendimos por US$1 :)).

En la entrada del puente que une la ciudad con la isla se alquilan bicis por u$s4 o se puede recorrer caminando. Nosotros elegimos la opción mas divertida y alquilamos las bicis. Son 1,5 km hasta la Ecoaldea y unos 4 km hasta Duran. Esta se creó como iniciativa del gobierno en el año 2011 con el objetivo de establecer el uso sustentable de la isla.  Así beneficiaron a 56 familias compuestas por 253 personas.  A cambio de esto colaboran con el turismo de la isla.

Vimos cocodrilos y algunos pájaros. El paseo es hermoso, un lugar rodeado de vegetación a minutos del bullicio de la ciudad.

Puente isla Santay
Puente isla Santay
Pasarela Isla Santay
Pasarela Isla Santay
Ecoaldea
Ecoaldea

puerto lopez

Después de tantos días de viaje sentimos la necesidad de, por algunos días, volver a una especie de rutina. Tener una casita en la que nos podamos cocinar todos los días y algo de privacidad. Por eso decidimos alquilar una por Airbnb. Estaba un poco alejada del centro pero pudimos disfrutar sus días al máximo.

Teníamos un par de cosas marcadas para hacer pero parecía ser que en Pto lopez nunca salía el sol y se iba a complicar hacerlas.

Casa Puerto Lopez
Casa Puerto Lopez (raro día de sol)
Vista del balcón
Vista del balcón

Durante el viaje tratamos siempre de hacer algo de ejercicio para mantenernos en buen estado. En este lugar experimenté por primera vez hacer Yoga. Hacer algo por primera vez te activa todos los sentidos, te da intriga, emoción, ansiedad y siempre la recordamos. Como no había mucha gente en el lugar la clase fue personalizada. Se llamaba Yamura y era oriunda de Venezuela. Me gustó mucho aunque me costó bastante por mi poca flexibilidad. Seguramente vuelva a practicarlo en otra oportunidad. Acá Gusty con sus ejercicios matutinos…

Ejercitando
Ejercitando
Muelle Puerto lopez
Muelle Puerto lopez

playa los frailes

Pese al mal tiempo nos fuimos igual a recorrer las playas.  Como estábamos un poco lejos de todo alquilamos unas bicis para que nos sirvieran de transporte por algunos días.

Con ellas fuimos a ver la que nos dijeron que era una de las mejores playas de Ecuador: Los Frailes. Entre ida y vuelta nos separaban 26 km de la playa . Costó bastante llegar porque era casi todo en subida y las  piernas nos quemaban de tanto pedaleo. Gracias a una breve clase de Gusty aprendí a usar los cambios y pude optimizar la fuerza en la subida, antes los apretaba al azar…jaja

Llegamos a la playa. Por el día nublado no se distinguía bien el color del mar pero aún así se veía hermosa, muy limpia y casi virgen. Había muy pocas personas y la teníamos prácticamente para nosotros solos.

Los frailes
Los frailes
Vista desde mirador
Vista desde mirador

Comunidad de Agua Blanca

Al día siguiente salimos para otro de los lugares marcados. Llegamos a la entrada de Agua Blanca a dedo y pagamos 3 dólares para poder ingresar. Recorrimos un sendero en medio de un bosque hasta que llegamos a una piscina con aguas sulfurosas. Imaginamos que al ser “sulfurosas” estarían a altas temperaturas, pero estaban apenas templadas. Nos dieron un pote con barro para untarnos y nos hicimos un tratamiento facial. Tenía un olor horrible. Para enjuagarnos nos tuvimos que meter a las heladas aguas sulfurosas que tenían un olor mucho más feo que el barro. Dudamos de sus efectos sanadores pero la piel nos quedo chuavechita chuavechita.

También hicimos una especie de Birdwatching donde nos recibimos de ignorantes en el tema. Le preguntamos al guía: -¿Qué extraño pájaro es ese que hace “bruuuu Gruuu”?, a lo que nos respondió: -“Pues, una paloma”. Luego volvimos a preguntar -¿Qué pájaro hace esos nidos enormes?, y ya un poco más sorprendido nos respondió: – “Son termitas”. Nos llamamos a silencio y no preguntamos más nada por el resto de la caminata.

Embarrados en Agua Blanca
Embarrados en Agua Blanca

la isla de la plata

Como no nos daba el presupuesto para visitar la isla Galápagos nos enteramos que a 42 Km de Pto Lopez se encontraba La isla de La Plata donde también podríamos encontrar a los piqueteros de patas azules.

Los precios  de los tours no bajaban de los US$35 el día, pudimos conseguir que nos lo dejaran a US$31 pero pasaban los días y por el clima no salían. Casi cuando estábamos perdiendo las esperanzas el ante último día nos avisan que partiríamos al día siguiente. 

El día de la excursión finalmente salió el sol. Ya en el barco nos informan que la isla lleva su nombre debido a dos teorías. Una por el excremento de los pájaros que de noche y con luna llena se ve plateado y la otra por la historia de un pirata que escondió monedas de plata en ella.  Nos quedamos con la segunda que al menos tiene un poco más de misterio. 

Antes de ingresar en la isla hicimos snorkel cerca de un arrecife. Cuando nos tiramos al agua nos empezó a picar el cuerpo. Nos miramos entre todos para ver si era generalizado y si, al parecer todos estábamos igual. Algunos salieron inmediatamente pero otros nos quedamos, la vista era demasiado linda para desaprovecharla. Al salir nos dijeron que eran pequeñas medusas y que habían llegado con la marea. Resulta que las “pequeñas medusas” eran miles y hasta babearnos cada rincón del cuerpo no pararon. 

Unos 30 minutos después salimos con el cuerpo lleno de picazón y ronchas, como si nos hubieran clavando pequeñas agujitas. Nos dijeron que nos pongamos al sol que ayudaba.  Tardaron unas casi 3 horas en desaparecer por completo.

barco-isla-de-la-plata

snorkel

isla-de-la-plata

Ya en la isla caminamos 2 hs por el medio de un bosque seco en busca de estos piqueteros patiazules. Cuando los vimos parecía que se disponían a lo largo de la isla como si fueran una especie de línea de producción de pajarracos. Primero veíamos a los que estaban empollando, luego a los polluelos y finalmente a los que estaban aprendiendo a volar. Anidan en toda la isla y hay cerca de dos mil. Nacen con las patas blancas y luego de seis meses comienzan  de a poco a tornarse turquesas. A los tres años alcanzan la madurez y sus patas azules.

empollando

polluelos
Polluelos
aprendiendo
Duro es el camino… y sé que no es fácil…
Piqueteros en la Isla de la Plata
Piqueteros en la Isla de la Plata
Detalle patas
Detalle patas
Fragata
Fragata

Baños de agua santa

Baños pertenece a la provincia de Tungurahua, ubicado en el valle del volcán hormónimo. Es un valle hermoso y verde rodeado de montañas. Un lugar muy religioso y de peregrinaje. Su gente es cálida y amable, siempre están dispuestos para lo que necesites. 

El pailon del diablo

A 15 min del centro de Baños, se encuentra una de las cataratas más famosas. Fuimos en bus a US$0,50 cada uno. La entrada sale US$1,50 y con ella tenés acceso a la pasarela de roca que llega hasta la cascada. 

cartel-pailon

el-pailon-del-diablo
Pailón del diablo

el-abismo

La casa del árbol

Se encuentra a 30 min del centro de baños, el pasaje en bus sale US$0,50 por persona y la entrada US$1. Eso te da acceso a la famosa casita del árbol, el columpio al cielo y una tirolesa.  La vista panorámica es hermosa y subirse al columpio da un poco de vértigo, no porque sea peligroso sino por las vistas desde la altura. El día arrancó nublado y nuestras primeras fotografías fueron entre las nubes, a las horas el cielo se abrió y pudimos sacar fotos como éstas donde se deja ver el volcán Tungurahua 🙂

La casa del árbol
La casa del árbol
Gus
Gus
Columpio al cielo
Columpio al cielo
Carlos, el guardián del volcán
Carlos, el guardián del volcán
Termas de Baños
Termas de Baños

Una tarde en Baños estábamos tomando un café en Honey & Coffe y este señor se paró y se puso a cantar. Era tan linda su voz y tan dulce el señor que guardaremos este momento para siempre.

esferas-de-recuerdo

Uno no elige que momentos te marcan en la vida, a veces podés estar en el mejor lugar del mundo y que no te pase nada o en un lugar común y recordarlo por siempre. Cae la esfera de recuerdo feliz 🙂

 

William Long
William Long

quito

Estuvimos sólo dos noche en Quito y nos quedamos en el hostel Solera House, un lugar cálido y muy acogedor. Lleno de rosas naturales por todos lados, tanto en el hostel como en todos los restaurantes de la zona. Ecuador es uno de los principales países productores de rosas y crecen por todos lados. (Nota mental: llevarme tierra para meterle al rosal de casa que está maltrecho)

Caminando una noche por unas de sus callecitas nos reencontramos con un señor norteamericano que habíamos visto en La isla del sol en Bolivia. Nos acercamos para saludarlo (y confirmar si era) y nos contó que de Bolivia había regresado a su país y volvió a salir hace poco con otro compañero de viaje. Está jubilado y se dedica a viajar por el mundo.  Una linda casualidad.

La solera House
La solera House
Quito
Quito
Plaza
Plaza

quito-ecuador

Y siguiendo con la búsqueda de Maniquís horrendos… 😉

Manequín horrendo 3
El niño péndulo: Maniquí horrendo 3

Y acá probando nuevos looks… 😉

prueba-de-gorros

mitad del mundo

Desde Quito vimos que estábamos cerca de la “Mitad del mundo” y decidimos ir. Nos subimos al Metrobus con dirección norte hasta la estación Ofelia por US$0,25 de dólar y de ahí tomamos otro que nos dejaba en la puerta de la mitad del mundo por US$0,15 más. Tardamos 1h y media aprox. La entrada al parque en el que se encuentra el monumento sale US$3,50 y si querés tener también acceso al planetario, el museo y otros pabellones sale US$7.

Mitad del mundo
Mitad del mundo

Por lo que pudimos ver e intercambiar con las personas que viven allí, Ecuador es un país que está en proceso de crecimiento, por todos lados están arreglando o levantando obras nuevas. Las rutas están perfectas y a diferencia de Perú nos pareció muy seguro viajar en bus.

Nos despedimos de Ecuador y partimos rumbo a Colombia… A por el café!!!!

Rumbo a Colombia

 

2 comentarios de “Ecuador: Guayaquil, Baños y más…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *