Estados Unidos II: Llegando a Alaska

Segunda parte del roadtrip por estados unidos

Luego de dejar la casa de Nashville seguimos subiendo hasta alcanzar nuestra meta final: Alaska. Volvimos a alquilar un auto porque todavía era más barato que viajar en bus y salimos para Kansas City. Para aprovechar el auto y ahorrarnos una noche de alojamiento decidimos pasar la noche en él.

A lo largo de la ruta hay muchas “rest area” y tienen todo lo que necesitas para poder descansar un largo rato, menos cama, obvio 😉 Ya habíamos pasado anteriormente una noche en el auto y dormimos super bien, pero esta vez no contábamos con que las temperaturas fueran bajo cero y tuvimos que prender varias veces la calefacción para que fuera soportable…

Más o menos así…:)

A la mañana siguiente nos limpiamos la nieve y continuamos viaje 🙂  Nos llamó la atención la cantidad de animales, sobre todo ciervos, que había muertos al costado de la ruta.

En Kansas teníamos reservada una habitación por Airbnb, nuestro anfitrión fue Michael, un chico super copado con el que compartimos muchas charlas y también noche de pizza y Oscars. Pasamos poco tiempo en la ciudad y hacía tanto frío que no pudimos recorrer mucho sin auto pero si visitamos el Downtown en su transporte público gratuito.

De la poca gente que vimos caminando por la calle…

Kansas
Murales de Kansas city

El hombre de hojalata

La vuelta esperando el transporte fue un poco dura…

Gusty no la pasó bien 🙂

Denver-Colorado

Al día siguiente nos fuimos a Denver, donde habíamos conseguido una anfitriona de couchsurfing: Audrey. Nos abrió las puertas de su casa en la que vivía con dos amigas y una gata llamada Latika. Salió algunas tardes con nosotros y nos dio muchas datos de cosas para hacer gratuitas.

La primera  mañana que desarmamos el sofácama donde dormíamos estábamos solos y no encontrábamos la gata por ningún lado, la llamábamos y no maullaba ni nada. Por suerte antes de irnos Gusty vio sus garritas moviendo la tela del sofá… La habíamos dejado adentro!! Menos mal que la vimos, no me imagino la cara que pondría la dueña cuando llegara de trabajar y la viera encerrada ahí 😉

Desayunando

Visitamos en Capitolio. Tienen días en que las visitas con guía son gratuitas. A nosotros nos tocó Austin, era super didáctico y muy amable. Fue un recorrido muy divertido.

El retrato de Donald aún no estaba listo 😉
Detalle de escritorio en el Capitolio

Nos refugiamos del frío en la librería donde había conexión de wifi gratuita.

Librería de Denver
Recorrimos tiendas para seguir escapando del frío…)

Rapid city-Dakota del sur

Como nuestro recorrido por EEUU no estaba armado fijo nos íbamos moviendo hacía donde nos ofrecieran alojamiento. Siempre teniendo en cuenta los lugares que queríamos visitar. Nuestro objetivo era el Monte Rushmore y tuvimos la suerte de que nos aceptaran en Rapid City. David era un ingeniero super buena onda y tenía una casa impresionante que construyó él mismo y usaba energía geotérmica para su climatización.

Les enseñamos a hacer empanadas…

Y él nos hizo un fuego para asar malvaviscos. Una vez que se derret´ían los juntaba con una barra fina de chocolate Hershey y los ponía dentro de unas galletitas dulces que no recuerdo la marca. Los comías así, como un sandwich de puro azúcar. Rico, pero una bomba.

Mi vida de película 🙂

El último día nos despidió con los mejores panqueques de Burberry que probé en mi vida.

Couchsurfing se convirtió en nuestra red principal en todo América del norte, no sólo funciona super bien y nos aceptaban enseguida sino que nos servía para conocer la vida de los locales, intercambiar costumbres y practicar el idioma. Nos encantó usarla.

Antes de irme intercambié un libro en la pequeña librería que tenía en la puerta de su casa. Me pareció una iniciativa estupenda.

Free library

Y en un día espectacular… conocimos el Monte Rushmore. Catorce años les tomó terminar esta monumental escultura de los presidentes Washington, Jefferson, Roosevelt y Lincoln. Después de verlo en tantas películas, no podíamos creer estar ahí. Me impresionó la chispa de vida que le dieron a los ojos y que se ve increíble cuando les da el sol. Nos preguntamos si estará escondida dentro la ciudad de oro 🙂

Mezclándonos con los locales 😉

Nuestro punto final en el auto era llegar a Seattle, donde pasaríamos unos días y volaríamos a Alaska. Pero en el camino pasamos por algunos lugares más…

black hills-wyoming

Quienes recuerdan la película “Encuentros cercanos del tercer tipo”, ésta era la montaña donde se encontraban con los alienígenas y la que Richard Dreyfuss modelaba con puré. Tu tu tu tu tuuuuuuu

No sabía que existía de verdad hasta que vi que era uno de los lugares para visitar cerca de Rapid city. Se llama Devil´ s Tower y se encuentra en el estado de Wyoming. Es impresionante, parece construida con una de esas fábricas de masa de juguete.

Por los que no se acuerdan…

Parque Yellowstone

Cerca se encontraba también el Parque nacional Yellowstone, pero nos informaron que podía estaba cerrado por las condiciones climáticas. Después de pensarlo bastante decidimos pasar y recorrer lo que estuviera abierto.

Ya verlos en la entrada valió la pena…Nunca habíamos visto Bisontes antes!

Todo estaba blanco. Sólo nos cruzamos con un par de autos mientras estuvimos ahí y ni una persona caminando.

Tremendo frío

Las Mammoth Hot Springs era de lo poco que estaba abierto al público. El año pasado murió un turista que se desintegró en el ácido de un Geiser. Casi no hay barreras por ningún lado y los animales circulan libremente. Te dan un folleto con las cosas que no debes hacer y lo dejan un poco a criterio de cada uno. Muchos turistas son envestidos por los alces también porque se acercan demasiado para sacarles fotografías. Es un lugar para recorrer con cuidado.

Hot Springs

El resto del camino hacía Seattle no fue de lo más lindo en condiciones climáticas.

Y se puso peor…

Cerca de Seattle cerraron los caminos unas dos horas mientras los limpiaban porque era imposible avanzar en esas condiciones. Vimos varios Don barredora :). El resto del camino fue a 50 km por hora m´ás o menos y vimos varios accidentados al costado de la ruta.

Pero llegamos!

Seattle-Washington

Seattle tiene el peor clima que vi en mi vida, al menos en la fecha que fuimos. Casi no paró de llover y los 6 o 5 grados que hacían se sentían como menos diez. Aún así nos armamos de coraje y abrigo y salimos a recorrer la ciudad.

Visitamos el primer Starbucks que está frente al Pike Market.

El Troll que vive bajo el puente:

Fremont Troll

seguimos con las series 🙂

En los años noventa hubo una serie llamada Twin Peaks (ahora está de vuelta) y fue filmada en locaciones cercanas a Seattle. Creo que no tuvo mucho éxito en su momento y se convirtió un poco en una serie de culto. Yo la descubrí hace unos años en Netflix y me encantó.

Está a media hora de manejo y más allá de las locaciones es muy linda para recorrer.

Las nubes taparon las montañas

En Snoqualmie está en hotel en el que se alojaba el agente Dale Cooper.

El great Northern Hotel

Y en North Bend el Double R donde tomaba su “Damn fine cup of coffee” y comía su pastel de cherry 🙂 Yo probé el de manzana.

Volvimos a Seattle, pasamos la última noche y nos despedimos de Vivi, nuestra anfitriona de couch, para volar a Alaska.

Alaska

Llegar a Alaska era nuestro objetivo culmine del viaje. Aunque el viaje no terminaba ahí ya teníamos la sensación de haber alcanzado el objetivo. Ni bien pusimos un pie en el aeropuerto me invadió una sensación inmensa de alegría, pero a la vez tristeza porque significaba que estaba llegando a su fin.  Todas las sensaciones se borraron cuando salimos a la calle y el frío se convirtió en un unipensamiento para los dos 🙂

Llegamos en un vuelo directo desde Seattle. No me había tocada ventanilla pero cuando estábamos llegando y me asomé no podía creer la inmensa masa blanca que aparecía ante mis ojos, nunca había visto tanta nieve junta.

Nuestros anfitriones Jonathan y Elena nos estaban esperando para alojarnos los 5 días que pasaríamos allí. La primera mañana que nos despertamos en su casa nos cruzamos con este amiguito:

Tuvimos que volver a alquilar un auto ya que de otra manera se hacía muy difícil recorrerlo, por las bajas temperaturas y por la escasez de transporte público.

Imaginensé que con estas temperaturas era super difícil caminar (al menos para nosotros, acostumbrados más a lo templado) y más difícil aún sacar la mano del guante para sacar una foto. Me acuerdo y brrrrrrrr… Por suerte todos los días que nos tocaron fueron de pleno sol.

😮
La última frontera

La mayoría de los lagos estaban congelados y se podían recorrer a pie.

Lago Portage

Al fondo estaba el glaciar Byron

Fuimos al Alaska Wildlife Conservation Center

Amo a los alces!

Vimos el último Blockbuster?

Queríamos ir hasta el parque Denali, donde está el autobus mágico, pero la mayoría de los senderos estaban cerrados y abrían en unos meses. Llegamos hasta la entrada y pudimos observar el Monte Denali de lejos.

Monte Denali

Visitamos la ciudad de Seward y vimos agua que no estaba congelada 🙂

Seward
Los atardeceres eran impresionantes (la luna saliendo)
Foto cursi
Objetivo cumplido

Viaje en bus de 4 dias

Creo que ya lo dije antes pero los pasajes de bus o de tren en Estados unidos son extremadamente caros, algunos precios son absurdos por la cantidad de km que recorren. Teníamos que llegar de Seattle a Montreal y lo más barato que conseguimos fueron tickets en un bus Greyhound que tardaría 4 días en llegar a destino. Cuando lo pensamos no nos parecía mal…

Salimos de Seattle, donde nos dejó el vuelo de Air Alaska, esta vez nos recibió con un inusual sol, no nos quejamos. Nos alojó Ryan con su perro Ty la última noche que nos quedaba. Fuimos con ambos a cenar pizza para despedirnos de Seattle.

Acá un resumen de lo que fueron esos días arriba del bus.

Los pros y los contras:

Contras:

  • El micro era super incómodo. Un semicama digamos
  • El chofer se creía que era guardiacárcel y nos daba órdenes por el micrófono
  • Pasajeros escupían tabaco masticado en botellas
  • Hizo 42 paradas… sisi, 42
  • Cambiamos de bus unas 4 veces
  • No hay ducha…
  • De noche hace frío
  • Las paradas de comidas son siempre en cadenas de comida chatarra

Pros:

  • Tenía wifi (al menos 2 de 4)
  • Vimos como fue cambiando el paisaje
  • Salió barato
  • Me encontré unos auriculares bluetooth
  • Vimos la Devils Tower una vez más, de lejos
  • Revivimos lugares que habíamos cruzado en el 2014

Lo haríamos de vuelta? Mmm…no

Y así llegamos a Montreal con los cabellos revueltos, un poco olorosos y algunos kilillos de más… Acá les dejo algunos registros fotográficos…

Faltará mucho?…
Chicago 2014-2017
Chicago Central Station
En el Millenium Park

 

Info útil

  • Devil s Tower: U$S15 por auto
  • Yellowstone: U$S30 por auto y es válida por 7 días.
  • Alaska Wildlife Conservation Center: U$S15 por persona. Hay una revista de sitios turísticos que tiene cupones de 2×1.
  • https://www.couchsurfing.com/

 

4 comentarios de “Estados Unidos II: Llegando a Alaska”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *