No todos elegimos el mismo camino

Siempre me llamo la atención que entre las muchas formas de vidas posibles la mayoría terminemos eligiendo la misma. Trabajos rutinarios de varias horas y la vida personal relegada para las horas libres y los fines de semana. No se exactamente cuál es la fórmula de la felicidad pero si se que hoy para mí esa ya no lo es.

Con Gusty tomamos una decisión drástica que cambiará nuestra vida tal como la conocemos hasta ahora. Renunciamos a nuestros trabajos y empezaremos nuestra nueva vida en la ruta, al menos por los próximos meses. No sabemos la fecha exacta de retorno pero no creemos que supere los 6 u 8 meses.  Arrancamos en Ushuaia en Agosto y de ahí iremos subiendo para intentar de alcanzar Alaska.  No estamos del todo seguros de poder conseguirlo pero de lo que si estamos seguros es de intentarlo. Aunque los dos tengamos miles de miedos es la única manera de saber si realmente es lo que queremos. La frase tan trillada el que no arriesga no gana es bastante cierta. Sólo llevando a cabo esta loca idea sabremos si realmente es lo que queríamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *