Sentado frente al mar… mil besos yo le di

Desde que llegamos (y casi toda nuestra estadía) no paramos de tararear esta canción que si bien nos sonaba de algún lado, nunca la habíamos escuchado completa hasta ahora… Puerto Moooontt… Puerto Mooontt… Acá les dejo el link para que vean que es super pegadiza.

 

Puerto Montt es una comuna del sur de Chile, capital de la región de los lagos, viven principalmente de la pesca y de la agricultura.  Ni bien llegamos nos alojamos en un hostel que estaba cerca del puerto, alrededor estaba lleno de lo que parecían ser burdeles  y pequeños casinos.

Al día siguiente nos trasladamos con quien sería nuestro primer anfitrión de couchsurfing: Carlos. Carlos no sólo nos abrió las puertas de su casa sino que también nos enseñó sus costumbres y mostró su lugar. Incluso nos quedamos un día más de lo planeado. Ya lo extrañamos.  Nosotros Gusty a cambio le cocinamos cocinó dos típicos platos argentinos: Guiso y asado. Compartimos charlas, comidas, salidas y series. Es una gusto encontrar gente así.

Nuestra primera salida fue a la isla de Chiloé, la más grande del archipiélago que lleva el mismo nombre. Con la evangelización se crearon muchísimas iglesias que aún hoy se mantienen en pie y en uso. Muchas declaradas patrimonio de la humanidad. En Esta isla vimos, después de varios días, el sol. Mientras en pto Montt llovía en la isla nos acompañaba un día espectacular.

 

Iglesia San Francisco
Iglesia San Francisco
Inmaculada concepción de Ancud
Inmaculada concepción de Ancud
El mercado de Castro
El mercado de Castro

Cholgas ahumadas

 

También fuimos al parque nacional Vicente Pérez Rosales desde donde se podía ver el volcán osorno.

Volcán Osorno
Volcán Osorno

 

Con Carlos en el parque
Con Carlos en el parque

Parque

La mayoría de las casas son de madera, principalmente de Alerce. Algunas casas tenían un diseño distinto en la forma de ubicar las maderas que se llamaba tejuelas.

Detalle tejuelas
Detalle tejuelas

Los colores pasteles dominaban en todas la comuna

Cerca del agua se construían otro tipo de casa a las que llamaban Palafitos. Cada 10 años tenían que intercambiar las maderas sobre las que se apoyaban a causa del desgaste.

Palafito
Palafito

 

Bueno, nos despedimos y nos encontramos en el próximo destino… Puerto mo o ont me alejé de tí… sin saber por qué… Puerto Mooo o ontt…

 

 

15 comentarios de “Sentado frente al mar… mil besos yo le di”

  1. Haber estado en Santiago de Chile con ustedes por un poco menos de 72 hs… bueno no tiene precio!!! Me llenaron el alma.. y sé que ustedes tuvieron un recreo citadino. Ahora a volver a la ruta. El camino no definido totalmente, porque es incierto solo en los tiempos y lugares, nó en el proyecto de vida elaborado minuciosamente y con convencimiento, habrá de llevarlos a lugares no recorridos, a personas solidarias, a amaneceres y lumas llenas una y otra vez, una y otra vez… Buen viaje chicos!! Nos vemos quizás en algún recodo de vuestro camino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *