Ushuaia, el principio en el fin del mundo

Llegamos a Ushuaia un Miércoles, hacía frío pero estaba soleado. Salimos del aeropuerto con la intención de llegar a dedo al Hostel donde nos quedábamos. Era la primera vez y no nos animábamos. Para sorpresa nuestra, ni bien pusimos un pie en la ruta una señora nos paró en el auto para preguntarnos donde íbamos y como le quedaba de paso nos subimos con ella.  A las horas de arrivados conocimos la primera muestra de amabilidad. Nos dejó en la puerta del hostel y nos despedimos. 

Muchos dicen que empezar de esta manera es un buen augurio para el resto del viaje.

Nos instalamos en el Hostel Antarctica. Como era temporada alta estaba lleno de gente. Muy limpio y organizado. La gente tenía la mejor onda también, nos trataron de maravillas. A la noche empezaron a aflorar todos los personajes que calculo que suelen transitar  los hostales. Nuestro favorito era una brasilero que se paseó casi toda su estadía con una bata azul, dormía con nosotros (tengo la foto, pero para preservar su identidad no la voy a publicar…jajaj).  Ver al final…

Al día siguiente nos encontramos con mi amigo Mauro y nos llevó a recorrer los alrededores. Ahí tomamos nuestra foto obligada de comienzo el viaje.

Con Mauro
Caminando con Mauro

 

Guindo

 

Hicimos un trekking hacia la estancia Túnel, también llamado trekking del río encajonado, el nuestro fue hasta la estancia porque no llegamos al río. Nos tomó en total unas 5 hs de caminata con una temperatura bajo cero y por momentos el viento nos dificultaba caminar y sacar fotos. Acá les dejamos algunas de la imágenes:

Qué habilidad!!
Cruzando el río

 

Acantilados

 

Nos gustaba la idea de visitar la cárcel de noche, en otra oportunidad yo la había visto de día y quería verla con menos luz. Fuimos a la última visita guiada del día, a las 1830. Nos paseó por los pasillos y nos contó la historia de sus presos más famosos, Ricardo rojas y el petiso orejudo, asesino en serie al que le gustaba asistir a los velorios de sus víctimas (así lo agarraron)

Pabellón 4
Pabellón 4
Mural del petiso orejudo
Mural del petiso orejudo
La ventana de una celda
La ventana de una celda

Para sacar la última foto me metí en una celda y cerré la puerta, un español que venía atrás nuestro no me vio entrar y cuando abrió la puerta se llevó el susto de su vida… jaja

Me arrepentí y la puse… perdón si la ves!!!

Bataman
Bataman

 

 

5 días después partimos hacía nuestro próximo destino del cual le contaremos en el siguiente post. Saludos!!!

 

 

 

9 comentarios de “Ushuaia, el principio en el fin del mundo”

  1. Hola me llena de orgullo saber que estas cumpliendo un sueño . No hay dia que no recuerde algo tuyo… Mas cuando se me derrama un vaso con líquido jajajja desde aca te envio con toda la fuerza del pensamiento mucha energia positiva y mucho amor. Te quiero mucho…. Te sigo con ansias de saber por donde andará??

    1. Gracias Fer!! Jaaa Nooo, que no se caiga el caféeee. Trataremos de ir posteando más seguido. Beso grande para vos y saludos ahí!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *